Las 4 cosas que no puedes negociar en tu contrato de alquiler

Desgraciadamente...

Publicado el 24 agosto 2015

Ya seas inquilino o casero, debes saber que hay algunas cosas que puedes negociar a la hora de firmar tu contrato. Aquí te adjuntamos una lista de las 4 que no vas a poder negociar en tu contrato de alquiler y que no debes pasar por alto.

  1. La fianza: La fianza de un contrato de alquiler está regulada por la LAU y es de un mes para el caso de arrendamientos destinados a vivienda y de dos meses para otro tipo de arrendamientos. Además la fianza debe depositarse en la entidad autonómica que corresponda. Lo que si que deberás negociar es la garantía.
  1. La duración del contrato: A ver, no es que no se pueda “negociar” la duración del contrato, ya que la duración es una de las cosas que pueden pactar las partes, pero hay que tener en cuenta que actualmente, con la última reforma de la LAU, la duración mínima de los contratos de arrendamiento es de tres años. Al finalizar este plazo, el contrato será prorrogado tácitamente, salvo indicación en contrario de inquilino o casero con 30 días de antelación. ¿Esto qué quiere decir? Que si pones tu casa a alquilar tienes que tener en cuenta que probablemente no puedas disponer de ella en un plazo mínimo de 3 años.
  1. El mantenimiento de las condiciones de habitabilidad de la casa: Siempre corre por parte del casero realizar todas las reparaciones que sean necesarias para mantener las condiciones de habitabilidad de la casa. Aquí hay que tener en cuenta que cualquier tipo de problemas con la calefacción, el agua caliente…. cualquier cosa que te pueda ocurrir que afecte a la vida normal (y recalco lo de normal porque una cosa es que no te puedas duchar porque no tienes agua caliente y otra cosa es que no te puedas dar un baño de hidromasaje porque no hay hidromasaje) del inquilino, corren por parte del arrendador.
  1. El pago de determinados gastos: En los contratos de alquiler hay algunos gastos que corresponde pagar al casero y otros al inquilino. Todos los gastos que se puedan individualizar corresponderán al inquilino (suministros del hogar, tasas de basuras…). En el caso de los caseros los gastos que le corresponden pagar serán los impuestos relacionados directamente con la casa (IBI), derramas de la comunidad de vecinos…

 

Puedes echar un vistazo a nuestro post “Las 5 cosas que debes negociar en tu contrato de alquiler” para ver qué tipo de gastos se pueden negociar en tu contrato.

Y a vosotros ¿Se os ocurre alguna cosa importante que NO se pueda negociar en el contrato de alquiler?

Comparte esto con tus amigos:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Enviar por email a un amigo
Suscribete a nuestro blog y te enviaremos una notificación cuando publiquemos un post como este:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *