La fianza

¿Para qué se utiliza y como se formaliza?

Publicado el 11 agosto 2015

La fianza del contrato de alquiler es uno de los puntos que genera más problemas entre los inquilinos y propietarios.

En este post vamos a intentar aclarar qué es la fianza, para qué se utiliza y cuando y cómo se debe formalizar.

Importe: El importe de la fianza se encuentra regulado por la LAU en el artículo 36.  El importe de la fianza será de una mensualidad de alquiler si se trata de un contrato sobre una vivienda y de dos mensualidades si se trata de un arrendamiento para uso distinto de vivienda (por ejemplo un negocio).

Con la última modificación de la ley, la fianza durante los tres primeros años del contrato no estará sujeta a actualización, pero hay que tener en cuenta que cada vez que el arrendamiento se prorrogue, el arrendador puede exigir que la fianza se actualice (al igual que te puede exigir que la renta se actualice también).

Para qué sirve: La fianza cubre los posibles desperfectos en la vivienda o el mobiliario imputables al inquilino, siempre que no respondan al uso normal de la vivienda. Por ejemplo, si durante tu contrato de alquiler se rompió algo y no lo arreglaste, el casero te podrá quitar el importe del arreglo, pero no podrá deducirte el coste de los elementos que se hayan desgastado por el paso del tiempo.

También se descontarán de la fianza los gastos de recibos que queden pendientes de abonar (luz, agua, gas…)

Depósito de la fianza: La fianza se debe depositar en el organismo correspondiente de la Comunidad Autónoma en la que se esté celebrando el contrato. El depósito de esta fianza corresponde al arrendador

Cuando se devuelve la fianza: La fianza se devuelve tras la resolución del contrato, y el plazo máximo para su devolución es de un mes desde que finaliza el contrato de alquiler (desde que se entregan las llaves). En el caso en el que esta no se haya devuelto en el plazo de un mes, comenzaría a devengar intereses a favor del inquilino. Es muy recomendable (incluso necesario) que al finalizar el contrato de alquiler se formalice mediante un “Documento de terminación de arrendamiento”.

Principales problemas relacionados con la fianza:

  • Que te quieran exigir más de un mes de fianza: Si estamos ante un contrato de alquiler de un piso debes exigir que la fianza sea solo de un mes. El casero podrá exigir otras garantías (mira aquí Depósito y aquí Diferencias entre Garantía y Depósito) que debe devolverte el día que le entregues las llaves, como hemos comentado antes la fianza puede devolvértela hasta un mes más tarde.
  • Que no te devuelva la fianza en plazo: En el momento en el que pase más de un mes desde la entrega de llaves, comenzarán a devengar intereses a favor del inquilino. Aún así, deberías enviar un burofax avisando de la finalización del plazo de devolución y si aún así no te la devuelve, acudir al juzgado. Visita Como reclamar la fianza de tu alquiler.

Y tú, ¿has tenido algún problema con la devolución de la fianza? Coméntanos.

Comparte esto con tus amigos:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Enviar por email a un amigo
Suscribete a nuestro blog y te enviaremos una notificación cuando publiquemos un post como este:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *