La garantía en los contratos de alquiler

Todo lo que necesitas saber

Publicado el 11 agosto 2015

La Garantía en los contratos de alquiler es otro de los puntos que genera más problemas entre los inquilinos y propietarios (al igual que la fianza y el aval), debido a que queda a un acuerdo entre las partes el determinar su cuantía.

En este post vamos a analizar que son las garantías en los contratos de alquiler, para qué se utilizan y cuándo y cómo se deben formalizar.

Importe: El importe de la garantía no se encuentra regulado en la LAU por lo que corresponde al casero y al inquilino determinar qué garantía (o garantías) se establecerá para cada tipo de contrato. La experiencia que tenemos es que suele ser de una o dos mensualidades de la renta de alquiler, en el caso en el que entregue de forma dineraria y de seis meses en el caso en el que se solicite un Aval Bancario. Otro tema a tener en cuenta es que el casero no puede exigir la actualización de la garantía vía IPC, a diferencia de la fianza que sí que puede verse incrementada cada 3 años.

Cómo debe figurar en el contrato de alquiler: El importe de la garantía debe figurar expresamente en el contrato de alquiler como “Garantía”. Por ejemplo, si mi renta es de 600 euros y me exigen 1 mes de fianza y uno de garantía, el contrato deberá recoger estos dos conceptos por separado.

Tipos de Garantía y dónde se deposita: Las garantías adicionales a la fianza en un contrato de alquiler se pueden solicitar principalmente de dos formas, como depósito (tiene el inconveniente de que el casero podría no devolverte el dinero)  o como Aval Bancario (tiene el inconveniente de que tienes que pagar intereses al banco). A diferencia de la fianza, la garantía no se deposita en ningún organismo oficial.

Para qué sirve: El propósito de la garantía sirve para cubrir los posibles impagos del inquilino.

Cuando se devuelve la fianza: No se establece un plazo legal para la devolución, aunque esta debería ser a la entrega de las llaves, a diferencia de la Fianza (Ver Fianza) que sí que tiene el plazo máximo de devolución de un mes. Es muy recomendable (incluso necesario) que al finalizar el contrato de alquiler se formalice mediante un “Documento de terminación de arrendamiento”

Principales problemas relacionados con la garantía:

  • Que te pidan una garantía desorbitada: Piensa realmente si el piso merece la pena. Si la respuesta es afirmativa, intenta negociar con tu casero algunas condiciones adicionales que te permitan no incurrir en una garantía elevada. Nosotros te proponemos, negociar visitas de “Revisión del piso cada año”
  • Que no te devuelva la garantía en plazo: En el momento en el que pase más de un mes desde la entrega de llaves, comenzarán a devengar intereses a favor del inquilino. Aún así, deberías enviar un burofax avisando de la finalización del plazo de devolución y si aún así no te la devuelve, acudir al juzgado. Visita Como reclamar la fianza de tu alquiler.

Y tú, ¿has tenido algún problema con la devolución de la garantía? ¿Tu casero te ha solicitado garantías abusivas? Como casero ¿Cuál ha sido la garantía más extraña que te han propuesto? Coméntanos

Comparte esto con tus amigos:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Enviar por email a un amigo
Suscribete a nuestro blog y te enviaremos una notificación cuando publiquemos un post como este:

2 comentarios sobre “La garantía en los contratos de alquiler

  1. nino quesada dice:

    en mi contrato de alquiler figura en el apartado FIANZA , tanto 1 mes de fianza como una GARANTIA ADICIONAL equivalente a 3 meses .
    el piso se entrega igual que se recibió hace 3 años ,con minimos desperfectos en la pintura propios del uso ,¿ me tienen que devolver esa garantía ?

  2. Antonio dice:

    La garantía del piso q alquilo consta en el contrato como realizada por mí aunque fue ingresada a la cuenta del propietario desde una cuenta que no figura A mi nombre. Esa garantía debe ser devuelta al finiquito del contrato A una cuenta que yo especifique o A la cuenta desde donde se ingresó?Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *